Sevilla del Siglo de Oro

Torre del oro de noche

Sevilla siglo de oro

Érase una vez, una época en la que la capital hispalense relucía por su plenitud, riqueza y patrimonio cultural. La ciudad daba comienzo a la Sevilla del Siglo de Oro que marcaría un antes y un después en su calendario. Ciudad que recibiría a partir de entonces una cantidad de personajes históricos dignos de conocer, además de ver nacer a grandes artistas que dejaron sus obras por los museos de la península.

Desde Sevilla se pudo ser testigo del enriquecimiento de una ciudad a la vez que el paso de la Peste bubónica por entre sus calles la amenazaba. Coetáneo a semejante acontecimiento, el descubrimiento de América se abría paso por el río Guadalquivir para tomar Sevilla como punto de salida.

La localidad sevillana conserva la Sevilla del Siglo de Oro para aquellos amantes de la historia del XVI y XVII. El esplendor económico impulsó la fama que hoy día guarda la ciudad por contar con semejante protagonismo en todo el mundo. A la cabeza de Europa, venecianos, genoveses o alemanes, llegaron para quedarse y promover su cultura mercantil en lo que se conocería como el Nuevo Mundo.

Para entender más allá de las cuatro paredes, existe la posibilidad de hacerse con el control de la historia andaluza con un recorrido apto para curiosos de alto nivel, sin necesidad de tener mucho conocimiento sobre historia del mundo.

Torre del oro
Sevilla del Siglo de Oro

 

El pasado, el presente y el futuro

En este lugar nace una inspiración incesante para conocidos personajes como Cervantes, Murillo, Velázquez o Martínez Montañés. Vidas repletas de anécdotas que marcarán un antes y un después en nuestra visión de la capital. Con rutas como esta, es fácil engancharse a todo aquello que tenga que ver con la Sevilla del Siglo de Oro.

Lugares que no sabíamos qué podían ser en el pasado, como la cárcel junto a la Real Audiencia donde residió Cervantes. O paseos por antiguos mercados que han sido escenario de tantas obras basadas en la ciudad. Hasta el Ayuntamiento de Sevilla tiene mucho que contar sobre sus ladrillos.

 

Tour por la Giralda y la Catedral

Junto al conocido Archivo de Indias, la Catedral de Sevilla supone un importante símbolo de la época. Nunca se imaginaron que este Patriarca de las Indias, asombraría a sus visitantes que pasan bajo sus bóvedas. Tampoco pensaron que, dentro de este lugar, se celebrarían los más esplendorosos cultos religiosos, ni tampoco que se convertiría en la más grande de Europa.

El arte de la época se encontraba en auge, pero lo que se encontraba en el interior del edificio no se quedaba atrás. Pinturas, esculturas, orfebrería, libros, vidrieras, instrumentos musicales y capillas, hacen de toda la construcción una asombrosa obra de arte.

Interior Catedral de Sevilla
Sevilla del siglo de oro

Tras cruzar el Patio de los Naranjos, nos encontramos con los tesoros la Sevilla del Siglo de Oro que se custodian en la Biblioteca Capitular. Los documentales, libros e imágenes, retratan la época de peste que se adueñó de la ciudad, la moneda y la sociedad que habitó en entre sus adoquines. Documentos que datan estos hechos se encuentran guardados en el Archivo de Indias.

Por lo tanto, no conocer la historia que reside entre las piedras que sujetan la ciudad supone que tampoco se conozca el sentido de por qué se dice que Sevilla es una maravilla. Fuera de la rima que se produce por el final de sus palabras, la brillantez de una época dorada ha continuado hasta ser la capital que es actualmente. Capital de Andalucía hoy, capital del mundo ayer. Pero en ambos casos se habla del mismo lugar.

Por ello y por mucho más Sevilla se erige como cuna de la historia, del sentido y del más profundo arte: escrito, dibujado y cantado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *