Ruta de tapas por los bares más baratos de Sevilla

Ruta por los bares más baratos de Sevilla

Ruta por los bares más baratos de Sevilla

Si haces una ruta de tapas por los bares más baratos de Sevilla te encontrarás con esta situación: Una cerveza fría, muy fría, apoyada en la barra de un bar. El camarero repasa las migas que se han quedado incrustadas en la madera y, sin dejar de pasar el trapo, coloca otro plato junto a la cerveza. A veces, la cerveza se puede convertir en vino, agua, un refresco, fino o un zumo, pero la tapa sigue siendo tapa y el jamón sigue estando en el mismo sitio. “No me queda de eso, pero tengo lo otro” porque tapas siempre hay, da igual el ingrediente principal.

Mientras los bares se van abarrotando, su gente deambula por otros lugares aún más llenos. La gracia de pensar que, cuanto más lleno esté, mejor será. Aunque en Sevilla todos sean buenos, el precio de sus consumiciones deja los faldones de sus mesas llenos de papelillos. Que pase mucha gente siempre gusta. Por eso, la dentro de las actividades en Sevilla, hacer una ruta de tapas por los bares, significa vivir la experiencia de pedir en los lugares más auténticos de la capital.

Por esta misma razón, dejarnos llevar por el ruido de “ponme otra fresquita” es esencial para experimentar la magia de la ruta de tapas por los bares más baratos de Sevilla.

 

Tapeo por Mateos Gago

“Todo recto la Giralda a la derecha” y siguiendo los adoquines por donde pasan los coches de caballos, se encuentran bares a un lado y al otro. El ambiente es excepcional con el sonido incesante de vajillas chocantes y tambaleo de copas de vino. Pero, no muy lejos, no muy a la vista, se encuentra el mítico local al que le da nombre las columnas que sujetan su fachada. El bar “Las Columnas” deja paso a visitantes, trabajadores y locales que en una mañana calurosa se paran a calmar la sed mientras repasan con la mirada los platos del día.

Ruta de tapas por los bares más baratos de Sevilla
Ruta de tapas por los bares más baratos de Sevilla

Alfalfa

 Ambientes cambiantes de tipo alternativo junto con la mezcla de la tradicional mesa en la plaza del barrio. No hay mejor forma para describir un sitio como este que permite la ruta por los bares más baratos de Sevilla, sin salir de una calle estrecha. Cualquier lugar que se encuentre entre estas paredes, da paso a un local con mucha historia. “El Chiringuito” no deja indiferente a nadie cuando de repente se rompe la música de la calle para comenzar con la guitarra y dejar que el ambiente se envuelva por el quejido de algún aficionado al cante. Grandes celebridades saborean la tradición más sevillana a un precio para cualquier bolsillo en pleno centro de Sevilla.

Desde 1970

Los bares más antiguos de Sevilla están hechos de recuerdos. En sus paredes se retrata la grandeza de sus dueños mientras el papel de las fotos coge un tono amarillento. A pesar del tiempo, la comida sigue siendo de la cazuela al plato.“El Rinconcillo” ha dejado en Sevilla una marca de bar tradicional de cocina andaluza sin dejarse llevar por precios desorbitados.

Ruta por los bares más baratos de Sevilla

Ruta guiada

Aunque como de verdad se disfruta un buen recorrido, es junto a un sevillano experto en transitar los lugares más excelentes para un paladar bien educado. Es muy difícil equivocarse de buena compañía si además de apoyar el antebrazo en las barras de los bares, te sabe contar más allá del río.

La comida sabe mucho mejor cuando solo con levantar el brazo y señalar un par de veces al monumento, te sabe contar lo que hace que todos quieran volver a la capital. Además, a escasos metros, en Triana, el flamenco y la tapa vienen de la mano. Aunque a veces haya que esperar bajo el sol de una Sevilla que ama los días calurosos, la sombra de un naranjo vendrá para abrirnos el apetito y las ganas de tomar por banda una de las cartas más antiguas del mundo: “te canto los platitos que tenemos fuera de carta, mi arma”.