¡Sevilla a la vista!: los mejores miradores de la ciudad

La expresión ¡tierra a la vista! fue pronunciada en 1492 por Rodrigo de Triana tras encontrar tierra en el horizonte. Esta expresión se ha ido popularizando para denotar el hallazgo de un lugar que llevas tiempo buscando y tienes por fin la suerte de localizar.  En nuestro caso, puede que no llevemos mucho tiempo tratando de localizar Sevilla, sin embargo, aquí os presentamos los mejores miradores de la ciudad en los que tendréis la suerte de disfrutar desde las alturas. ¡Sevilla a la vista! … ¡Y qué vista!

1. La Giralda de Sevilla

No podríamos empezar este artículo sin destacar una de las joyas por antonomasia de la ciudad hispalense. La torre campanario de la Catedral de Sevilla supone uno de los monumentos más destacados de la ciudad y, además, se postula como uno de los mejores miradores de la misma, ya que ofrece una panorámica de la ciudad de 360º. Subir a la torre te costará –junto con la entrada a la catedral – 9 €. Desde allí podrás disfrutar de las vistas a los demás monumentos de la ciudad, así como al río y a toda la ciudad en cualquiera de sus puntos cardinales. Para acceder a la parte más alta, será necesario subir 35 pisos y 17 escalones. Destacar que hay que subir a pie los 104 metros que mide de la Giralda, pero, aunque la mayor parte son rampas, recomendamos hacerlo cuando no haga mucho calor. ¡El sacrificio merece la pena!

Vista desde la Giralda

2. Torre del Oro

Otro de los monumentos más fotografiados de Sevilla cuenta en su parte superior con un mirador 360º. La Torre del Oro se encuentra a orillas del Guadalquivir y, aunque no sea tan alta como la Giralda – tan solo tiene 36 m de altitud –, ofrece una buena visión de la ciudad y la ribera del río a vista de pájaro. El precio de entrada es de 3 € y, además de acceder a la parte superior, también podrás disfrutar del Museo Naval, situado en el interior de la torre.

Vista desde la Torre del Oro

3. La Catedral de Sevilla

Aunque ya hemos destacado que con la entrada a la torre campanario (la Giralda) se incluye el acceso a la catedral, existe otra opción por separado que también merece la pena. Esta no es otra que el acceso a las cubiertas de la Catedral de Sevilla, lugar desde donde disfrutarás de una panorámica diferente de la ciudad, así como del conocimiento de la parte superior de este monumento patrimonio de la humanidad.

Destacar que para acceder a estas cubiertas es necesario reservar una visita guiada con antelación, pues el acceso diario de personas es limitado.

4. Torre de los Perdigones

Esta torre formaba parte de una antigua fábrica que se conocía popularmente como “Fábrica de los Perdigones”. Está situada en el barrio de San Gil y por 4 € puedes acceder tanto a la Cámara Oscura como al mirador de la torre. El acceso únicamente al mirador está permitido y tiene un coste de 1,50 €. Sin embargo, a pesar de sus 45 metros de altura – casi la mitad de lo que mide la Giralda – y su vista 360º, está bastante alejada de los principales puntos de interés turístico.

5. Metropol Parasol – Las Setas de Sevilla

A pesar de que su nombre oficial es Metropol Parasol, esta construcción es popularmente conocida como las Setas de Sevilla, y podemos afirmar que no dejan a nadie indiferente. Tienen 28 metros de altura y en su último nivel nos encontramos con un mirador 360º por el que puedes pasear a través de sus diferentes pasarelas. Estas ofrecen un recorrido de unos 250 metros y permite disfrutar de la ciudad desde diferentes perspectivas. Además, aquellos que lo deseen podrán hacer uso de los telescopios o consultar los mapas a disposición del público. La entrada cuesta 3 € e incluye una consumición en la terraza a pie de calle. Como recomendación, disfrutar del atardecer en este lugar no te dejará indiferente.

Vista desde las Setas

6. Mirador Atalaya – Torre Sevilla

Ostenta el título de primer rascacielos de la ciudad, y con sus 180 metros de altura dobla al monumento más emblemático – la Giralda. A pesar de ser un hotel – concretamente el Eurostars Torre Sevilla – su mirador está abierto a todo aquel que desee subir a disfrutar de una vista de vértigo.

Si quieres disfrutar de la mayor vista de la ciudad, ¡no dudes en dedicar unas horas para acceder a esta torre, es, sin duda, uno de los mejores miradores de Sevilla!