Grandes pintores que no sabías que eran de Sevilla

Grandes pintores

Grandes pintores

Probablemente haya muchas cosas que no sepas de esta ciudad. A priori parece imposible sabérselas todas teniendo tanto por conocer que ni los propios sevillanos saben. Pero hay cosas que no deberían pasarse por alto si de verdad queremos disfrutar de una experiencia completa y más, si eres fan de los grandes pintores de la época.

Desde siempre, se ha nombrado a la capital como la ciudad del arte y de la literatura. Solo paseando por sus calles se pueden observar que muchas casas están señaladas con placas de “aquí nació…” o “este centro de exposiciones está dedicado al artista…” No es muy difícil aprender de literatura si nos encontramos observando cualquier monumento o pensar “esto lo he leído en algún sitio…”, ya que novelas históricas, grandes pintores y grandes artistas, han basado sus argumentos en barrios de la ciudad.

Miles de atractivos turísticos han girado en torno al nacimiento de grandes artistas que hoy le dan nombre a monumentos. No es necesario irse demasiado lejos o esperar colas para entrar en un museo si queremos conocer la vida de alguno de los grandes pintores de los que vamos a hablar a continuación:

Grandes pintores
Grandes pintores

Velázquez

El máximo exponente de la pintura barroca española, nació en Sevilla en 1599 y murió en Madrid en 1660. Considerado uno de los grandes pintores de la historia del arte, este talento artístico fue concebido en la capital por si alguna vez pensaste que realmente fue Madrid su ciudad.

De su vida se dice que a los 10 años comenzó a estudiar en el taller de Francisco Herrera el Viejo en esta misma ciudad. Y que, 14 años después, llego a Madrid para quedarse, llegando incluso a trabajar para el rey Felipe IV. Puede que el Museo del Prado se haya quedado con sus cuadros, pero los sevillanos no olvidan que de semejante ciudad, normal que nazca tanto talento.

 

Gonzalo Bilbao

Otro de los más conocidos eligió Sevilla para nacer y Madrid para morir. Pero en la ciudad hispalense quedan resquicios de su procedencia tras mostrar el impresionismo sevillano en sus cuadros.

El artista retrató además el costumbrismo de la capital pudiendo hoy día estudiar sus obras como forma de saber más sobre el pasado de Sevilla. Más adelante, desapareció del mapa queriendo viajar por todo el mundo.

 

 Juan de Valdés Leal

Este personaje histórico no dudó en quedarse en Sevilla desde que nació. Desde 1622 hasta 1690, el artista deambuló por las calles de la ciudad para dar a conocer sus tesoros más preciados.

Y con tesoros nos referimos a las reliquias más representativas del Barroco español. Sin duda un motivo por el cual a este artista se le sigue recordando por la capital andaluza luchando con la competencia de su compañero Murillo. En la iglesia del Hospital de la Caridad se puede admirar una de sus obras: los jeroglíficos de las postrimerías.

Grandes pintores
Grandes pintores

Murillo

Más conocido por todos, su nombre se ha utilizado en muchas ocasiones para nombrar grandes instituciones de Sevilla y para poner placas en las casas donde vivió. Por ejemplo, uno de los mejores colegios de la ciudad le conmemora llamándose igual.

La razón por la cual ganó tanta fama entre los sevillanos, se debe a sus innumerables obras artísticas repartidas por la capital. En 1645, se encargó de los lienzos para el claustro de San Francisco el Grande o pinturas de la Inmaculada Concepción.

A parte de su reconocido talento, se dice que su alma sigue paseando por los callejones de Hispalis asustando a aquellos que quieren saber más sobre su apasionante vida.

Aunque no creyéramos que fuera cierto, en este lugar han nacido pintores y escritores que han hecho historia. Debe ser que en Sevilla es fácil inspirarse y da mucho de qué hablar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *