Sevilla low-cost: guía para viajar a Sevilla sin sacrificar el bolsillo

La tendencia a viajar es cada vez mayor y, con ello, las escapadas cuando tienes unos días libres son casi obligadas. Además, cuando se es joven existe una especial inquietud por conocer lugares nuevos y, reconozcámoslo, no hay nada mejor que ser estudiante. La única dificultad que podemos encontrar es que los ingresos durante esa etapa no son tan boyantes como para poder permitirse algo de presupuesto elevado. Por este motivo, ponemos a tu alcance estos consejos para que puedas disfrutar de Sevilla low-cost sin sacrificar buena parte de los ahorros. ¡Bienvenidos!

Viajar a Sevilla

El precio de llegar a Sevilla dependerá de la fecha y del lugar de partida. Sin embargo, existen ciertos modos de transporte más asequibles que otros. Por ese motivo, te recomendamos que le eches un vistazo a los siguientes para disfrutar de llegar a Sevilla low-cost:

  • Avión: dependiendo del lugar de partida tendrás conexiones directas o con escalas. Para aquellos aeropuertos pequeños, la cantidad de vuelos a Sevilla puede ser ínfima o inexistente y, además, puede que tan solo opere la ruta una compañía. Sin embargo, ofertas exprés aparte, la mejor compañía para obtener un precio lo más ajustado posible será Ryanair y, si tan solo viajas unos días, te bastará con una mochila de mano. No obstante, las ofertas varían y siempre es recomendable echar un vistazo previa compra a comparadores de vuelos como skyscanner o edreams. Además, tener en cuenta que una vez en el aeropuerto, deberéis coger el autobús que lleva a Sevilla ciudad, lo que tiene un coste de 4 € por trayecto.

Sevilla low-cost avión

  • Tren: a pesar de que existen diversas conexiones con la ciudad hispalense, lo cierto es que, oferta aparte, el AVE no será una opción low-cost. Por este motivo recomendamos coger trenes de larga distancia o con alguna conexión. Podéis consultar los precios en la propia web de Renfe.

 

  • Autobús: probablemente la opción más económica. Además, hay diversas paradas céntricas, por lo que no sería necesario coger otro transporte para llegar a la zona turística de Sevilla. Generalmente, la opción con mayor oferta es Alsa. Sin embargo, de igual forma que con los viajes en avión, recomendamos emplear algún comparador de precios como por ejemplo omio.

 

  • Coche: en esta opción existe un mayor abanico de posibilidades.
    • En primer lugar, en coche particular. Si viajáis varias personas, los gastos de gasolina no deberían exceder y un viaje por carretera con amigos, ¡puede ser muy divertido! Tan solo tendréis que conseguir donde estacionar el vehículo, bien en el alojamiento o en alguna calle libre de pago.
    • En segundo lugar, en coche de alquiler. De igual forma, si sois varias personas, el precio por cada uno no debería ser muy alto. Sin embargo, a los gastos de gasolina habría que sumarle el alquiler del vehículo y el seguro.
    • En tercer lugar, en coche compartido. Actualmente existen numerosas aplicaciones como BlaBlaCarAmovens para compartir trayecto con personas que se dirigen bien al mismo lugar que tú, bien a uno que queda por el camino. Esto hace que el coste de tu viaje sea inferior al de alquilar un coche, pues tiende a pagarse únicamente el coste proporcional de la gasolina. Además, normalmente, suele haber sitio para más de un pasajero. ¡Y no tiene que preocuparte de aparcar!

Una vez en Sevilla todo el centro histórico y los monumentos están muy próximos, por eso, a no ser que te alojes en las afueras, no tendrás que destinar presupuesto a transporte urbano. Caminar por la ciudad siempre puede resultar enriquecedor y divertido, además que ¡hay ciertos rincones que no debes perderte! No obstante, en caso de tener que recurrir al transporte urbano, las tarifas no son muy altas y existen diferentes bonos que puedes consultar aquí.

Tranvía de Sevilla

Como ves, existen diversos medios de llegar a Sevilla y disfrutar con un presupuesto limitado de una Sevilla low-cost. No obstante, la mayoría de ellas exigen sacrificar más tiempo en el viaje. Evidentemente, todo dependerá de cada presupuesto y del tiempo para viajar que se disponga, ¡no es lo mismo poder dedicar una semana que únicamente dos días!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *