¿Cómo llegar a Sevilla?

¿Cansado de escuchar las mil y una maravillas de Sevilla sin haberla visitado? ¡Eso tiene que cambiar! Las buenas comunicaciones de las que goza Sevilla, te permiten que este viaje no se quede apartado en tu lista de deseos. Las buenas conexiones de la ciudad con otras ciudades autonómicas, nacionales e internacionales, suponen un +1 en tu lista de motivos para elegir este destino. Por este motivo, destacamos las formas existentes de llegar a Sevilla.

 

Aunque en su momento ya escribimos las formas low-cost de llegar a la ciudad, esto eran tan solo recomendaciones para presupuestos más limitados. Sin embargo, aquí presentamos la forma, en muchos casos más directa, de poder disfrutar de la ciudad hispalense, ya sea en avión, tren, autobús o coche. ¡Elige lo mejor para ti!

Avión

La ciudad de Sevilla cuenta con uno de los diez aeropuertos más importantes de España. Este, conocido como Aeropuerto Internacional de Sevilla-San Pablo, maneja un total de 62 destinos con distintas aerolíneas. Entre ellas, Vueling, Iberia, Air Europa, Ryanair, Air Nostrum, Volotea o Tap, entre otras. De igual forma, el aeropuerto goza tanto de conexiones nacionales, como A Coruña, Madrid, Barcelona, Ibiza o Valencia, como de conexiones internacionales como Ámsterdam, Berlín, Frankfurt Bruselas, Londres, París o Zúrich. Además, existen varias compañías que vuelan a los mismos destinos, por lo que es recomendable consultarlas antes de decidir el billete a comprar.

Para una mejor valoración, así como para elegir la mejor ruta en caso de necesitar enlace, o el mejor precio por fecha, recomendamos la consulta de comparadores aéreos como edreams o skyscanner.

Una vez en el aeropuerto, para llegar al centro de la ciudad o a tu alojamiento, existen distintos medios: bien por medio de un taxi, por medio del autobús (4 €/trayecto) o bien alquilando un vehículo.

Tren

De acuerdo con Adif, estación principal de tren de la ciudad hispalense es Sevilla-Santa Justa. Esta supone la tercera terminal ferroviaria de España, tras Madrid-Atocha y Barcelona Sants.

Cuenta con trenes de Larga y Media Distancia convencionales, así como línea de Alta Velocidad y cercanías. Esta cantidad de opciones hace que exista una amplia cantidad de trayectos, como son el caso de Madrid, Barcelona, Valencia, Málaga y Córdoba (con líneas AVE), así como otros destinos convencionales y de cercanías como Cádiz, Huelva, Granada o Almería.

Para consultar la disponibilidad, precio y horarios de los trenes a Sevilla, es necesario acudir a la página de Renfe, única opción para este medio de transporte.

Estación Sevilla Santa-Justa  

Autobús

Otra de las formas de llegar a la capital andaluza es por medio del autobús. Dado el interés turístico que genera la ciudad, son innumerables la lista de destinos que se ofertan. A diferencia del tren, e igual que ocurre con los aviones, existen numerosas compañías que ofrecen servicios de traslado a la ciudad, como Alsa, Flixbus, Eurolines o Damas. Todas parten o llegan a la estación de Autobuses de Plaza de Armas, la terminal principal de la ciudad, aunque bien es cierto que también ofrecen paradas estratégicas a lo largo de la ciudad por si alguna de ellas te viene mejor como ubicación.

De igual forma que con el avión, si te decides a acudir a Sevilla en autobús, te recomendamos la consulta de comparadores de precios como Omio o Checkmybus.

Coche

Viajar en coche también es una opción, pues las carreteras que llegan a Sevilla están, por lo general, en buen estado. Además, para decantarse por esta opción, hoy en día no es indispensable tener un automóvil. Existen tanto empresas del ya muy conocido mundo del alquiler de coches, como Avis o Sixt, así como otras plataformas de carsharing como BlabBlaCar o Amovens. Sin olvidar, evidentemente, nuestro propio vehículo.

Con todo, también puede comparar precios de este ámbito por medio de plataformas como kayak o booking.

Finalmente, si dudas de qué tipo de medio de transporte escoger para tu visita a Sevilla, existen comparadores de medios que te calculan el precio, la disponibilidad y las fechas de todos los medios de transporte disponibles, como son el caso de rumbo y skyscanner, entre otros.