10 consejos para evitar el calor de Sevilla

Dice la canción que Sevilla tiene un color especial, ¡y no lo dudamos! Sin embargo, a Los del Río se les olvidó añadir otro verso sobre el calor especial, y es que en Sevilla ¡el calor aprieta! Les faltó algo así como “Sevilla tiene un calor especial, Sevilla sigue teniendo sus fuentes”. Para contrarrestar esa carencia de aviso por parte de los cantautores, te ofrecemos 10 consejos para que tu visita no se complique por el calor y tú te encuentres lo más a gusto posible. ¡Lo indispensable para evitar calor en Sevilla!

1. Beber líquidos

Es importante para enfrentarse al calor que los líquidos nos acompañen, pero ¡ojo!, no cualquiera vale. Es importante beber líquido en abundancia para estar hidratado en todo momento. Sin embargo, debemos evitar bebidas alcohólicas, azucaradas y con cafeína, ya que estas aumentan la velocidad de pérdida de líquido en el organismo. El agua siempre es un buen aliado a tener en cuenta.

2. Comidas ligeras

Tanto para facilitar la digestión como para evitar los golpes de calor por una ardua digestión, es recomendable cuando estás expuesto a una temperatura calurosa comer acorde a ella. Por ese motivo, se recomienda realizar comidas ligeras, que, en la medida de lo posible, contengan agua y que, sobre todo, no deshidraten. Así, se recomienda la ingesta de frutas como la sandía o el melón – con mucha cantidad de agua –, verduras y vegetales como la ensalada o el pepino y derivados como el gazpacho y similares.

Gazpacho

3. Ropa ligera

Es importante ponerse ropa que transpire y nos permita estar algo más frescos. Y, a poder ser, de colores claros. Los tejidos más recomendables para combatir el calor son la seda, el algodón y el lino. ¡Tenlo en cuenta para hacer la maleta!

4. Evitar las horas centrales del día

Parece simple, pero esta es la recomendación más importante. La exposición al sol entre las 12 h a 16 h debe ser moderada y, bajo ningún concepto, debe hacerse mucho ejercicio físico, incluso evitarlo. Recomendamos planear las horas de descanso, comida y, ¿por qué no?, de siesta para esa franja horaria. No hay mejor costumbre que una terraza y una siesta para lidiar con el calor.

5. Aliarse con el Guadalquivir

Al ser una provincia de interior, el clima de Sevilla es bastante seco. Por ese motivo, realizar actividades cerca del río ayudará a que el ambiente esté más fresco y, con ello, la sensación de calor sea menor. No lo dudes, una buena sombra junto al río es de lo más apetecible.

Sombra a la orilla del Guadalquivir

6. ¿Parques? ¿Dónde?

Como ya hemos dicho, la sombra es un gran aliado cuando aprieta la calóh. Afortunadamente, Sevilla tiene muchos parques y agradecerás pasear por alguno de ellos cuando el sol esté en su punto fuerte. Valora planear una visita en las horas de más calor, ¡lo agradecerás!

Sombra para evitar calor en Sevilla
Parque María Luisa

7. Terrazas

Que existan tantas terrazas en Sevilla no es coincidencia. Encontrar sitio en buen lugar a la sombra para sentarse y poder tomar algo fresquito puede llegar a ser una lotería. Y más si tienen agua fresquita en el ambiente, todo un lujo para evitar calor en Sevilla. Por ese motivo, y aprovechando la cultura gastronómica de las tapas, te recomendamos que cojas sitio en una buena terraza y disfrutes unos instantes extraordinarios.

8. Compleméntate

A veces los complementos marcan la diferencia. Y, en este caso, podrían hacer diferir tu día. Hablamos ni más ni menos que de los esenciales del verano, como las gafas de sol, la crema solar, los tan típicos abanicos y hasta los paraguas (aunque sabemos que no será tu primera opción). No van a evitar que haga calor, pero te ayudarán en el trance.

9. Refréscate

En el primer punto hemos tratado lo necesario que es hidratarse frente al sol. Pero, además, es igual de importante refrescarse cada cierto tiempo. Para esto, el agua vuelve a ser nuestra gran aliada. Trata de humedecerte las zonas de la nuca y la cara, así como los brazos y las manos, ¡lo agradecerás! No obstante, evita que el agua esté excesivamente fría para no realizar un cambio de temperatura muy brusco en tu cuerpo. Se trata de refrescarse, ¡no de helarse!

Agua para evitar calor en Sevilla

10. Usa tu mente

Puede parecer una broma, pero en situaciones de mucho calor, pensar que no hace tanto calor puede ayudarte. No se trata de crear un efecto placebo, tu cuerpo no es tan tonto, pero evitar focalizarse en la temperatura que hace, te ayudará a no fijar tu atención en eso ¡y a sentirte algo más fresquito! ¡Lo mejor para evitar calor en Sevilla!